Negocios de bienes raíces digitales aplicando ética inmobiliaria
Inicio / Blog / Post

Ética inmobiliaria. Conviértete en el mejor agente inmobiliario

Fecha: agosto 5, 2020  |  1 comentario

La ética inmobiliaria, al igual que en cualquier profesión, encierra diversos valores que se orientan a una buena relación con los demás. Esta es fundamental en el sector de bienes raíces para ganar la credibilidad y confiabilidad que necesitan las agencias y sus profesionales para tener un negocio sostenible. 

En el siguiente video se menciona lo que implica la ética profesional a modo general: 

¿Qué es la ética inmobiliaria?

La ética inmobiliaria es el conjunto de normas y fundamentos que regulan la conducta de los diferentes actores del sector inmobiliario, con el fin de guiar las relaciones en el sector por un camino justo, correcto y en el que se anteponga el bien común. 

En la ética inmobiliaria se encuentran bases morales para orientar el buen proceder, cotejando los posibles vacíos que deja la ley y que se deben llenar para garantizar una actividad más justa y sin desviaciones. 

En cada país existe un código de ética inmobiliaria sobre el cual se deben regir los agentes y profesionales del sector, sin embargo, cada agencia o profesional independiente podría agregar un código que tenga un mayor alcance y especificaciones anexas. 

Puntos que el asesor inmobiliario ético no olvida

Aplica la ética inmobiliaria

En los códigos de ética inmobiliaria prevalecen valores como el respeto, la honestidad y la lealtad. Estos aplican en las diferentes relaciones comerciales, con los colegas, los clientes, la sociedad y el estado. 

Por ejemplo, algunas de las prácticas éticas que aplican los agentes inmobiliarios profesionales y que se apegan al código desarrollado por la ANPI* (Asociación Nacional de Promotores Inmobiliarios) son:  

1. No mentir acerca de los costos a sus clientes

Dentro del Artículo 2 del código de ética de la ANPI se menciona claramente sobre la obligación que tienen los promotores o agentes inmobiliarios de suministrar información veraz y completa sobre los inmuebles. Esto incluye los costos, tanto de las propiedades como de los asociados a las transacciones como honorarios, impuestos y gastos administrativos. 

Del mismo modo y tal como lo menciona el Artículo 12 del mismo documento, los agentes deben mencionar el precio y todas las características inherentes al inmueble en los anuncios, avisos y comunicados sobre las propiedades. Toda esta información debe ser verificable.  

2. No apartar propiedades

Para separar una propiedad el agente inmobiliario debe ceñirse a los aspectos legales que hagan oficial dicha separación, tales como un contrato de compraventa o de arras. 

Esta práctica nunca debe darse de manera informal, pues se estaría incurriendo en una falta ética que va en contra de la igualdad de oportunidad para los compradores potenciales y puede poner en riesgo los intereses del vendedor. 

3. No ocultar vicios de las propiedades

Es cierto que el agente inmobiliario no está obligado a descubrir defectos latentes en los inmuebles o a asesorar a los compradores sobre áreas que están fuera de su conocimiento y competencias, sin embargo, este si tiene la obligación ética de no ocultar aquellos detalles o irregularidades de las que tenga conocimiento. 

Tal como lo indica el Artículo 14 del código, el promotor inmobiliario debe proteger al público del fraude y de las prácticas de dudosa reputación, poniendo en conocimiento a las autoridades competentes y advirtiendo a los clientes sobre este tipo de hallazgos. 

4. No mentir en la valuación

Lo primero a tener en cuenta es que un agente inmobiliario profesional y ético nunca realizará una valuación o fijación de precios si no tiene los conocimientos especializados ni el permiso legal para hacerlo. 

Ahora, los agentes que legalmente están autorizados para realizar la valuación deben actuar con total transparencia y hacer uso de su conocimiento del mercado y de las diferentes clases de propiedades para realizar una fijación honesta, justa y basada en criterios profesionales. 

5. Aconsejar asertivamente

Aconseja asertivamente a tu cleinte

El agente inmobiliario debe capacitarse y actualizarse permanentemente en el mercado regional y nacional en el que ejerce su actividad. Así como en las diferentes áreas inherentes a su oficio, tales como legislativa y fiscal de bienes raíces, en los diferentes tipos que comercializa. 

Lo anterior, con el fin de poder dar un juicio y asesoría asertiva que realmente agregue valor a sus clientes, y con ello puedan realizar una mejor toma de decisiones. 

Del mismo modo, el agente inmobiliario debe abstenerse de dar juicios o recomendaciones sobre áreas que no son de su competencia y que podrían ser tomadas como un juicio personal, fuera de lo profesional. 

6. Presenta lealtad hacia sus aliados inmobiliarios

Ética inmobiliaria entre aliados y partners

Dentro del código de ética se encierran obligaciones con relación a los promotores inmobiliarios y colegas, en los que se privilegia la lealtad como valor fundamental. 

De lo que se trata, es de guardar respeto y mostrar un compromiso moral hacia los partners del sector y colegas que se dedican a la misma actividad, con el fin de conservar relaciones positivas entre todos y una sana competencia. 

Algunas de las prácticas que menciona el código y que te pueden guiar sobre lo que significa esta lealtad hacia aliados inmobiliarios y otros colegas son: 

  • Evitar juicios sin fundamentos sobre otros profesionales o empresas inmobiliarias. 
  • Respetar los contratos de exclusividad de colegas. 
  • Respetar el libre desarrollo de la actividad en aliados y colegas. 
  • No realizar prácticas de competencia desleal. 
  • No influenciar negativamente en los clientes de los colegas para obtener beneficio particular. 

La ética inmobiliaria distingue a los mejores agentes

La alta competencia que existe en el gremio inmobiliario obliga a generar un valor agregado para destacarse. Una de las mejores maneras de hacerlo es con una actividad ética que refleje el profesionalismo y transparencia que buscan los consumidores de este sector, en el que la inversión es muy alta y se requiere de un alto sentido de confidencialidad y confianza. 

Conclusiones

La ética inmobiliaria es un conjunto de normas y principios sobre el que los agentes y diferentes actores del sector deben regirse para ganar credibilidad y posicionarse a largo plazo. 

Dentro del código ético que define cada país existen valores comunes como el respeto, honestidad y lealtad, frente a los clientes, colegas, al público general y la sociedad. 

Te puede interesar:

La nueva normalidad y el reforzamiento de lo aprendido durante la cuarentena

¿Cómo detectar y aprovechar una oportunidad de venta de inmueble?

Protocolo de venta y gestión inmobiliaria Post Covid-19 en América Latina

 

*De publicación de la ANPI

¿Quieres saber cómo Wasi puede ayudarte a hacer más negocios inmobiliarios?






1 comentario

Comenta este artículo

  1. Avatar

    Jorge Dueñas

    Fecha: agosto 26, 2020

    Debe ser la bandera que enarbola toda relación comercial. Debe ser un estandarte que sea de estricto cumplimiento en este medio de negocios.

©2013 - 2019 - wasi.co
Wasi | Contáctenos WhatsApp
Hoy
Hola, buen día. Como puedo ayudarle el dia de hoy?